Idioma
Redes sociales

Noticias

¿QUÉ ES ESO DE LA EGR?

¿QUÉ ES ESO DE LA EGR?

Para muchas personas algo completamente desconocido, para otros algo que les suena pero no saben bien qué es y para algunos, algo que ya es muy familiar. Lo cierto es que si conduces un coche turbo diesel puedes haber oído hablar de él, ya que es uno de los elementos que más fallos da (también la montan los motores gasolina, pero aquí es menos problemática). La cuestión es que cuando la EGR “falla”, no es que esté estropeada, sino que la carbonilla que se acumula en este sistema, que procede de los aires de la combustión la deja inutilizada. Pero, ¿qué es exactamente la EGR? La EGR (abreviatura de Exhaust Gas Recirculation), es una válvula situada en el sistema de escape, que trabaja para que una parte de los gases de la combustión (ya quemados), que salen del cilindro, vuelvan adentro por segunda vez, al pasar al circuito de admisión. Así, parte del aire ya quemado no se expulsa al exterior por el sistema de escape, sino que se junta con aire nuevo y con el carburante. Con esto se consigue bajar la temperatura del interior del cilindro y sobre todo poder quemar las sustancias contaminantes resultantes del proceso que no han quedado totalmente calcinadas en “la primera combustión”. Esta válvula no trabaja a todo régimen de vueltas del motor, sino que varía su forma de actuar en función de las demandas de potencia que se haga. Así, si el conductor acelera a fondo, se necesita el máximo rendimiento energético que se obtiene con aire fresco y por lo tanto la válvula se cierra. Por ello mismo, la EGR trabaja a medio y bajo régimen. ¿Cómo se manifiesta el fallo o avería de la EGR? La respuesta es sencilla, en su propia dinámica o forma de funcionamiento. Por buscar una comparación sencilla, La EGR es como un “bypass” que reconduce parte del aire quemado, es decir del aire que debería salir por el tubo de escape, de nuevo al motor. Por ello mismo, la carbonilla procedente del aire ya quemado, (al igual que el colesterol en el sistema circulatorio del cuerpo humano), se va acumulando, en este caso en la propia EGR. Al ir obstruyendo la carbonilla el paso del aire, se producen pequeñas vibraciones y tirones a bajas vueltas. En coches modernos, la centralita puede detectar dicho fallo y poner el coche en “modo emergencia”, limitando en revoluciones y potencia el coche hasta que dicho error no se solucione y/o se borre de la memoria de la centralita. ¿Se puede remediar? El uso de combustibles almacenados en estaciones de servicios sin apenas mantenimiento o la conducción eficiente llevada al extremo son dos de los principales causantes de este defecto, por lo que es recomendable estirar las relaciones a menudo por encima de lo que el ordenador recomiende. Si el problema subsiste, se puede limpiar a fondo o sustituirla por una nueva. La EGR no es un elemento que atienda a marcas, (que unos fabricantes lo pongan y otras no, sino que, por normativa de emisiones, está incluido en todos los vehículos diesel desde hace varios años. Para un buen uso del automóvil y para evitar problemas en la EGR, en Auto Suecia recomendamos realizar una conducción normal y, en ocasiones, subir el motor de revoluciones (que no quiere decir correr más, sino apurar más la marcha o bajar una marcha), siempre y cuando el motor cuando lleve un rato encendido y/o funcionando de manera que haya alcanzado la temperatura normal de uso (nunca con el motor en frío). De esta manera, el turbo sopla con fuerza y expulsa la carbonilla, impidiendo que ésta se quede acumulada. Fuente: Autoscout24, Auto Suecia